Recuerdos de mi infancia

Iniciaré esta página con la nostalgia de los remedios que mi madre utilizaba conmigo, remedios naturales, la mayoría heredados de su tía y su madre, unas verdaderas maestras de la medicina natural. De hecho, cuando nací, vivíamos cerca de “ca la tieta” en Manresa, y pasaba muchas horas con ella, pues mis padres trabajaban.
Mi madre utilizó muchos de aquellos remedios a lo largo de su vida, tanto para ella, como para mi padre y para mí.
Como yo hacía mucho deporte, uno de los que más utilicé era el de alcohol con guindilla y romero. Cuando tenía alguna lesión sin herida era lo que mejor me iba.
Este remedio yo lo he bautizado como “bitxero” (por el nombre de la guindilla en catalán: bitxo), y todavía recuerdo la última vez que usé uno preparado por mi madre. Fue una temporada que me dio por jugar a “squash” y, después de unos meses de jugar dos veces por semana, me empezó a doler el codo. La gente me decía que tenía el mal de los tenistas y la verdad es que fue un dolor muy desagradable e intenso durante muchos días. Mi madre me recomendó que me hiciese friegas de bitxero cada día, antes de acostarme, durante una semana. Me fue maravillosamente bien y el dolor me desapareció, no he vuelto a tener más.
Hace ya más de dos años que mi madre nos dejó y yo acabo de ser abuelo, pienso que es un buen momento para comenzar a recuperar aquellos remedios naturales para que no se pierdan en la familia y, por supuesto , empezaré por el “bitxero”, de hecho ya estoy preparando unas cuantas botellas, tanto para uso personal como para cualquier persona que esté interesada.
El Bitxero del Avi Pep es un remedio natural que ayuda a apaciguar los dolores producidos en las articulaciones, tanto artríticos como reumáticos.